Ruta carlista y de las torres ópticas - CBAC
20170
page-template-default,page,page-id-20170,bridge-core-2.1.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-23.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Ruta carlista y de las torres ópticas

El siglo XIX en la comarca es una época convulsa, se inicia con la guerra de Independencia (1808 -1814) y la presencia francesa en la comarca. Pero lo que transformara de manera sustancial la zona será las tres guerras carlistas. 

 

La Primera guerra carlista (1833 -1840) y la Segunda guerra carlista (1846 -49),  se desarrollaron sin pausa en nuestra comarca  y modificaron la estructura económica y social de la zona, dividiendo a los municipios entre los dos bandos y destrozando gran parte del patrimonio arquitectónico en las diversas entradas y salidas de las tropas. 

 

La Tercera guerra carlista (1872 -76) vertebrará la comarca con un sistema de redes ópticas para la defensa de las localidades, todavía en la actualidad encontramos ejemplos diseminados por toda la comarca, la Torre de Salamanca, el Castellet de Faió, la Torre de Turlán… 

 

En la visita guiada “Las Guerras Carlistas en Caspe” que se efectúa desde la Oficina de Turismo de esta localidad, se explica el contexto histórico de este periodo y a través de un paseo se explica el proceso de transformación sufrido durante el mismo, terminando en la Torre de Salamanca, torre óptica y fortín, perteneciente a la red de torres ópticas construidas desde Zaragoza hasta Amposta, a lo largo de la línea del Ebro. Su misión era facilitar la trasmisión de señales a lo largo de todo el territorio.

TORRE DE SALAMANCA S. XIX (CASPE)

La llamada Torre de Salamanca, es una torre de telegrafía óptica y de fusileros mandada construir en 1875 por el general Manuel de Salamanca y Negrete (de quién toma su nombre) en el contexto de la Tercera Guerra Carlista.

 

Está situada junto al casco urbano de Caspe, con buen acceso asfaltado, y a una cota de poco más de 200 m. de altitud. Se comunica visualmente con la torre Gordizo, en el término de Alcañiz, con el Mocatero de Escatrón y con la próxima etapa de esta ruta, la torre de Turlán, en el paraje caspolino de la Herradura, a unos 6 km.

TORRE DEL MOCATERO (CHIPRANA)

En general, todas estas torres reciben el nombre de “Mocatero”, al parecer por el pañuelo o mocador que los soldados empleaban para transmitir señales. La de Chiprana fue rehabilitada por el Ayuntamiento en la década de 1990 y enlaza con la existente en el término de Escatrón y con la llamada torre de Salamanca, en Caspe.

 

Se accede a ella con facilidad desde la carretera que entra en Chiprana, nada más tomar el desvío de la A-221. A 1 km.

TORRE DE TURLÁN (CASPE)

La torre de Turlán es muy similar a las de Chiprana o Valdemoro, también mandada construir por el general isabelino Salamanca, durante la tercera guerra carlista, en el siglo XIX, para vigilar el paso y el curso del río Ebro.

 

Situado en el paraje caspolino de la Herradura, a unos 6 km. A esta torre y las siguientes se accede por la carretera N-211, que discurre jugueteando con la lámina del Mar de Aragón. Se puede subir a ella tomando el desvío del punto kilométrico 281,5.

TORRE DE VALDEMORO

La torre de Valdemoro, que se sitúa a otros 6 km. Se accede desde el kilómetro 288, en el alto de la Magdalena, de 221 m. de altura, siguiendo un camino de unos 400 m. Comunica con las torres de Caspe, Chiprana, Escatrón y con la torre de la Magdalena, ésta ya en término de Mequinenza, de la que dista 9 km.

TORRE LA GARITA

Desde esta carretera pegada al embalse, la N-211, se toma un poco más adelante la CP15, para llegar a la CV 103, que conduce a Fayón. La llamaban La Garita, y en su lugar se construyó en 1954 la ermita de la Virgen del Pilar

 

En la actualidad no se conserva, ya que en su lugar se levantó la ermita de la Virgen del Pilar. Era conocida como «La Garita» y estaba comunicada con la de Mequinenza y con la de Nonaspe. Pese a que en su lugar de ubicación no se conserva nada, sí que en un terreno de un polígono a la entrada del pueblo se conservan apiladas en el suelo cantidad de sillares provenientes de esta torre ya desaparecida.

CASTELLET DE FAIÓ (NONASPE/NONASP)

La torre denominada La Garita comunicaba teóricamente, aunque muy difícilmente en la práctica, con la llamada Castellet de Faió, próxima a la villa de Nonaspe.

Es una de las cuarenta y cinco torres ópticas construidas por orden de Manuel de Salamanca y Negrete, General de la División de la Línea Derecha del Ebro y del Maestrazgo, en la orilla derecha del Ebro en el último cuarto del siglo XIX.

TORRE LO CALVARI (FABARA/FAVARA)

La última es la torre de Fabara, muy singular por estar construida recreciendo los muros de la ermita barroca de Santa Bárbara, para reutilizarla con fines militares. La torre se adosó a la cabecera de la ermita. Hoy todo el conjunto está bastante destruido. Se ubica en el punto más elevado de la población, a 280 m.  de altura, y popularmente se le llama “Lo Calvari”. Se accede en coche directamente desde el casco urbano.