Ruta mudéjar - CBAC
20168
page-template-default,page,page-id-20168,bridge-core-2.1.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-23.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Ruta mudéjar

Desde la llegada de los invasores musulmanes en el año 713 hasta la primera mitad del siglo XII nuestra comarca permanece bajo la ocupación musulmana.

 

Los hispanorromanos autóctonos sufren un proceso de arabización e islamización. El nombre de Caspe, por ejemplo, se dice que procede del nombre árabe de  Qasb.

 

La actual Colegiata y el Castillo de esta localidad se asentaron en las ubicaciones que ocuparon el Castillo y Mezquita musulmanes.

 

Con la reconquista, fue la Orden de San Juan de Jerusalén la que finalmente quedó encargada de su construcción y control. Caspe conserva en algunos barrios, como el de La Muela, el trazado musulmán. Lo mismo podemos decir del casco urbano de la localidad de Nonaspe que conserva en muchos recovecos la clara huella del trazado musulmán del poblado.

Pero donde más ha pervivido la huella de este pasado es en el llamado Arte Mudéjar, llamado así por ser el arte propio de los musulmanes que vivían en territorio cristiano tras la reconquista hasta su expulsión definitiva. Es un arte de frontera, un eslabón entre el arte cristiano y el Islámico. Usa materiales blandos (ladrillo, yeso, cerámica o madera) que facilitan la decoración y entre sus motivos abundan los de carácter geométrico. El Arte Mudéjar en Aragón ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2001.

 

Estos son los restos que nos quedan en la comarca de este estilo artístico:

LA TECHUMBRE DE LA IGLESIA DE SAN JUAN BAUTISTA EN CHIPRANA

Se adscribe al modelo más frecuente de techumbre mudéjar en Aragón: el alfarje. La nave única de tramos marcados sobre arcos fajones se construyó sobre este alfarje que se apea sobre arcos diafragma apuntados que sustituyen a las vigas maestras. Este alfarje presenta jácenas decoradas con policromías que desarrollan motivos heráldicos de la Orden de San Juan de Jerusalén (propietaria de la villa de Chiprana), el Señal real de Aragón y armas de los bailíos de Caspe (de donde dependía la villa). En el arco fajón aparecen los escudos de la Orden.

 

Estas pinturas se atribuyen a Farag de Gali, maestro que trabajó en la Alfajería de Zaragoza.

 

Cabe destacar la decoración mudéjar de lazos que cubre todos los muros del presbiterio y que se halla presente también en algunas capillas laterales.

Techumbre Iglesia San Juan Bautista -Chiprana
CAPILLA DEL SANTO CRISTO DE LA COLEGIATA SANTA MARIA LA MAYOR DE CASPE

También llamada “La Privilegiada” se construyó para servir de enterramiento al Gran Maestre de la Orden del Hospital don Juan Fernández de Heredia, natural de Munébrega muerto en Avignon en marzo de 1396 dispuso su enterramiento en la capilla que había mandado construir para tal fin en Caspe.

 

La capilla conserva en su techo una importante muestra de arte mudéjar, con una bóveda de medio cañón decorada con lazos de diez dobles, rellenándose los huecos, que genera la lacería con pequeños motivos florales en relieve.

La utilización en esta bóveda del lazo de diez es un ejemplo único en Aragón dentro de la decoración en yeso.

TORRE DEL RELOJ DE MAELLA

La Torre del Ayuntamiento (llamada también “Torre del reloj”) que otorga a la villa su especial fisonomía, fue construida en dos etapas. La primera se sitúa entre los siglos XI y XII y se llevó a cabo a base de piedra de sillería con almenas aspilladas, lo que corrobora la teoría de que formaba parte de la primitiva fortaleza que protegía el acceso a la villa.

 

A estos 20 primeros metros de edificación de estilo románico le suceden otros 28 de estilo mudéjar. Esta segunda fase constructiva, se divide en tres cuerpos construidos en ladrillo; el primero de ellos, de planta cuadrada, da paso mediante un friso de azulejos a otro de planta octogonal, que, a su vez, tras una decoración geométrica en azulejo, lleva a un tercer cuerpo de planta circular. El conjunto se cierra mediante una cubierta de bronce (restaurada en 1984) coronada por una veleta con un gallo,“el gallet”. En el cuerpo octogonal vemos el reloj, cuyas cuatro esferas cuentan con iluminación nocturna. 

 

En su primera planta, en arco sobre la calle, se encuentra la capilla de la Virgen del Portal. El edificio alberga asimismo las dependencias de las oficinas municipales y el salón de plenos del Ayuntamiento.