Guerra Civil. Batalla del Ebro - CBAC
20211
page-template-default,page,page-id-20211,bridge-core-2.1.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-23.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Guerra Civil. Batalla del Ebro

GUERRA CIVIL/BATALLA DEL EBRO

Al  ser la nuestra una tierra de frontera o de paso ha sido testigo de numerosos acontecimientos bélicos que han ido dejando su poco amable huella en el territorio.

 

El más reciente y cruento de todos ellos, nuestra Guerra Civil, se dejó sentir por todos los municipios de la comarca.

 

Destaca la ubicación en Caspe del Consejo de Aragón, en los comienzos de la contienda.

 

El 11 de diciembre de 1936 el Consejo Regional de Defensa de Aragón, más conocido como Consejo de Aragón, fue reconocido como órgano del gobierno republicano en el territorio aragonés no controlado por los sublevados. Durante aproximadamente seis meses constituyó el único gobierno efectivo en la zona. 

 

Como consecuencia de ello hay diversos puntos en la localidad de Caspe relacionados con este hito histórico que pueden recorrerse en una Visita Guiada organizada desde la Oficina de Turismo de Caspe.

 

También se pueden estudiar a través de este Plano-folleto de la localidad de Caspe que contiene la información relevante junto con la ubicación de los lugares que tuvieron un papel importante en ese hito histórico.

También en el término municipal de Caspe quedan restos de  trincheras de la guerra civil, que están acondicionados para su visita.

 

En las proximidades de la Plana del Pilón, a dos kilómetros del casco urbano de Caspe en dirección a la población de Chiprana, (siguiendo la carretera A-221), se conservan restos de las trincheras de piedra y los polvorines que se emplearon en la Guerra Civil. Son estructuras que datan de los años 1937 y 1938. Allí brigadistas internacionales combatieron duramente en su defensa entre el 15 y 17 de marzo de 1938 frente a batallones del Cuerpo de Ejército Marroquí. Estas defensas se extienden unos 300 metros en zigzag a ambos lados de la carretera. Presentan diferentes nidos de ametralladoras, así como también galerías de hormigón enterradas que comunican algunos de estos nidos entre sí, que protegían del fuego enemigo a los defensores.

BATALLA DEL EBRO EN FAYÓN

La madrugada del 25 de julio de 1938 comenzó una de las batallas más duras y sangrientas de la guerra civil española: la Batalla del Ebro. Se extendió por toda la zona baja del río Ebro, teniendo su punto de inicio en la zona próxima a Fayón.

 

Fue el último combate de la guerra civil en suelo aragonés, duró unos 13 días y dejó un número de bajas elevadísimo en los dos bandos. 

Cada año, los que visitan Fayón a fines del mes de julio, pueden contemplar una recreación histórica que pretende reflejar de la manera más fiel posible los hechos ocurridos en ese mismo lugar. Barcas, aviones, caballería y otros vehículos de la época participan en la que probablemente sea la recreación histórica más importante de la Guerra Civil española.

Alrededor de 300 recreacionistas representan a los combatientes de 1938, utilizando sus mismas ropas, armas y utensilios. Se dispone de tres espacios dentro del recinto de la recreación: trincheras de guerra, campamento histórico y feria de militaría antigua.

 

En Fayón se creó una asociación con el objetivo de recuperar, restaurar, dar a conocer y exponer todo lo relacionado con la Batalla del Ebro, entre la zona Mequinenza-Fayón.

 

La asociación Memoria Histórico-Militar Ebro 1938 (MHM Ebro 1938) ha creado, con la ayuda de varios colaboradores, un museo. Dicha exposición cuenta con una extensión de 1000m2 repleta de materiales, información y audiovisuales relacionados con la Batalla del Ebro.

 

La recreación de la Batalla del Ebro de Fayón, ha sido declarada por el Gobierno de Aragón como de Interés Turístico, en abril del 2021.